En esto que te pones a escuchar música y más música y saliendo por supuesto de lo comercial y de lo que nos intentan vender las discográficas músicales a través de su marketing y de las emisoras de radios y te das cuenta que sí que es verdad, que hay vida más allá….

Y aunque haya sido, en este caso, tiempo atrás, allá entre 1670 y 1738 resulta que existió un señor, músico ambulante, arpista y cantante ciego, y además considerado por muchos como el mayor compositor y músico nacional y denominado el último bardo, se trata del irlandés Turlough Carolan o también Turlough O’Carolan.

Se decía de este músico que ocurría con frecuencia demorarse el comienzo de una boda o incluso el de un funeral hasta que O’Carolan llegase.

Ciertamente fue uno de los últimos arpistas profesionales y al parecer, el último compositor de gran talla en ese campo antes del resurgir el arpa céltica.

Ahora que ya no hay excusas para quejarse de escuchar siempre lo mismo:

 

Abrazos y carantoñas

Ahí vamos, con la primera semana del plan de entrenamientos completada, la correspondiente a la fase de acondicionamiento previo al esfuerzo.  En esta semana he podido salir dos de los tres días programados y con buenas sensaciones, primero el miércoles día 4 que salí acompañado de mi primo en donde hicimos 9,4 km en 53 minutos con un promedio de 5:39 minutos/Kilómetros, un ritmo no excesivamente lento, pero constante y que me dio buenas sensaciones para apretar un poco, y el viernes día 6 aproveché para hacer 8,7 km en 41:44 minutos con un ritmo de 4:48 minutos/kilómetros.

Ya van18 km de los 313 programados en el entrenamiento… y seguiremos sumando.

A partir del lunes entramos en la fase de “Velocidad”, en donde según el plan de entrenamiento de My Asics se utiliza varias sesiones de entrenamiento orientados a trabajar la velocidad para impulsar tu ritmo de carrera. Estos son los primeros casi 10 km de distancia, que va aumentando a medida que pasan las semanas. Se permitirá aumentar la velocidad para distancias largas.

La semana que viene más y mejor.

Con esta entrada doy inicio a otro gran aspecto del esta bitácora, el día a día de la preparación hacia una meta que llevaba persiguiendo desde haca ya algún tiempo y que con trabajo y entrenamiento creo que seré capaz de conseguir, me refiero el correr mi primera Media Maratón“.

Media-Maraton

 

El pasado sábado 31 hablando con “Josele” y “el peque”, que ambos son unos cracks, y comentando las próximas citas que están por venir, salió la fecha del 10 de Noviembre de este año como fecha elegida para la realización de la 26º edición de la Media Maratón Elvas-Badajoz. Con un recorrido de 21,097 km y con un clima que espero que sea tranquilo, es el reto a afrontar.

Con el plan de entrenamiento ya cargado en la aplicación de My Asics, que aunque no sea el mejor planificador de entrenamiento, para mi la verdad que hasta ahora me está siendo muy efectivo, hoy toca afrontar el tercer día de entreno… Según el calendario de entrenamiento, toca empezar por un acondicionamiento previo, con sesiones de 5 km trotando con ritmos la verdad que lentos de casi 7 min/km. Como físicamente me siento por encima de lo indicado, cero que empezaré saltándomelo…

Y ahí vamos a darlo todo, de momento toca entrenar y entrenar mucho y bien y esperar al 7 de Octubre a que se abran las inscripciones.

Abrazos y carantoñas
(mientras suena Steve Bug – A Night Like This – Richie Hawtin’s A Night Like That Remix, incluído en el último recopilatorio de Space Ibiza)

 

Recientemente indagando en internet sobre el Monasterio de Yuste y sobre el archivo bibliográfico que en él existía he encontrado esta noticia publicada de elconfidencial:

En diciembre de 2009 salían del Monasterio de Yuste para no volver jamás los últimos seis jerónimos, con fray Francisco de Andrés a la cabeza. Abandonaban la que también fue última morada del emperador Carlos V y su cenobio durante 451 años, pensando que regresarían tras las últimas reformas emprendidas por Patrimonio Nacional, de quien depende su gestión.

Sin embargo, su propia Orden, anémica de vocaciones, tenía otros planes para los religiosos de la clausura verata y había ordenado su reagrupación en Segovia. Ya lo había avisado fray Francisco dos años atrás, a la vista del mimo con que era tratada la Sociedad para la Conservación del los Murciélagos que velaba por la preservación de la colonia de quirópteros aferrada a sus muros: “Para especie en extinción, nosotros“. Y no le faltaba razón.

A fray Francisco lo encontré en Yuste una mañana de la primavera de 2007 vestido con un mono azul de trabajo y las manos callosas como sarmientos, más propias de un obrero que de un ministro de la Iglesia. Acababa de reparar una custodia del siglo XVI y me pidió unos minutos para cambiar el atuendo de trabajo por el hábito blanco y marrón de los jerónimos. Antes había aseado y dado de comer a fray Antonio de Lugo, octogenario enfermo de alzheimer; acudido a la liturgia de las seis de la mañana, luego a las ocho y media al oficio de lecturas, oración, laudes, misa y acción de gracias, y antes de que cantara el gallo, a eso de las tres de la mañana, me confesó que había estado llorando ante el Sagrario desahogando “una responsabilidad tan grande que ni imagina y que atenaza mi corazón de secretos secretísimos” como consejero del Papa.

Un papel de asesor que hoy, a kilómetros de la Vera, el último prior jerónimo de Yuste, con 45 años de vida contemplativa a sus espaldas, sigue cumpliendo, como él mismo confirma, pero no desde las entrañas de la clausura, sino entre las herramientas de un taller de orfebrería en Cabrerizos, Salamanca, y fuera de la orden jerónima, que abandonó “porque aquello se puso muy mal y entonces ya no merecía la pena”. Así explica cómo “a mí me quitaron de en medio porque debía de estorbar para ciertos planes -siempre se temió que imperara por los mandamases un fin eminentemente turístico para el lugar, como así ocurrió- y entonces fue cuando cerraron el monasterio”.

Tiempo atrás el prior había visto engrosada la comunidad con la llegada de monjes kenianos, pero que, tras ingentes papeleos administrativos para legalizar su residencia en España, se marcharon una noche saltando por la ventana.

“Yuste fue un asunto muy sucio”

“A los que se quedaron -continua su relato-, los llevaron a El Parral (último reducto en Segovia de los jerónimos en el mundo, ya que la orden nunca salió de la Península Ibérica), y allí viven unos cuantos muy mayores y muy acabados. La Orden está en la agonía. Pero ya le digo que el de Yuste fue un asunto muy sucio y muy triste, que ya no tiene solución. Lo dijo Jesuscristo: nadie es profeta en su tierra, y yo ni de mi propia casa, de modo que se ha cumplido su palabra; pero aquí estamos para dar una respuesta amorosa, comprensiva y misericordiosa como la dio Él”.

La revisión histórica, tras nuevos hallazgos carolinos, y la consiguiente “reorganización” de los espacios, con el horizonte puesto en 2008, fecha de las conmemoraciones redondas -600 años de la constitución en Yuste de la primera orden religiosa, 450 años de la muerte de Carlos V y 50 de la vuelta de los jerónimos al monasterio tras casi 150 de ausencia-, acabó por sentenciarles un año después de tanta celebración. Y la voz de Fray Francisco de Andrés, que siempre defendió contra viento y marea, contra Patrimonio y el sursuncorda, la pervivencia de su pequeña familia monástica, fue silenciada.

Y eso que la suya no fue una función exclusivamente espiritual en Yuste. En su misión sin fin de ora et labora también tenían encomendada los monjes la limpieza delas habitaciones de Carlos V, convirtiéndose la comunidad jerónima en el más eficaz garante de la conservación del lugar. Cada día cuidaban en recogimiento esas estancias -los jerónimos siempre están en silencio salvo tres horas de recreo a la semana- y en esa tarea doméstica fray Francisco decía sentir la presencia del emperador, “la tensión de la última batalla, la que fue más trascendente para él, pertrechado no de legiones, sino de los hombres más santos y virtuosos, los mejores artistas y los libros más valiosos, para vencer en su deseo de morir en paz de cara a Dios, con tantos pesares como traía”.

En marzo de 2010 asistimos a la confirmación de Francisco Pizarro, delegado de Patrimonio Nacional en Yuste, de que los jerónimos volverían y de que todo lo que se había dicho sobre su salida no se ajustaba a la realidad. Pero la única verdad es que el 15 de febrero de 2011 ya era un hecho que los cenobitas no regresarían al monasterio extremeño, cumpliéndose los temores de fray Francisco: quedaba para destino turístico y sede de la Fundación Academia Europea de Yuste, donde el proyecto europeísta hunde sus profundas raíces culturales.

Ahora, cuatro años después de romperse la clausura jerónima y con nuevos dirigentes al frente de Patrimonio Nacional, se anuncia que el próximo 10 de marzo y con una misa especial que presidirá el cardenal Rouco Varela, los rezos, aunque en polaco, volverán a poblar una exigua parte de Yuste. Para ello se ha construido un anexo que aspira a ser reducto de espiritualidad, aunque sea de importación. “Han encontrado -dice Francisco de Andrés- a un par de eremitas polacos que andan por allí aprendiendo español”. Dos monjes, Rafal y Pawel, de la Orden de San Pablo Eremita, comunidad paulina que desde el siglo XIV se hace cargo en Czestochova de la Virgen de Jasna Gora, patrona de Polonia, y que ahora cambiarán por la Trinidad del retablo mayor de la iglesia monacal extremeña.

Y mientras, en Cabrerizos, el último prior jerónimo de Yuste, consejero del Papa, vive al cobijo de la familia Yanutolo, cuya hija Elena, prestigiosa restauradora, posee un taller donde Francisco de Andrés ora et labora. Sacerdote, orfebre y conferenciante, se afana estos días en preparar una colección de ceras para hacer encuadernaciones de lujo y tiene en el horizonte una exposición que espera acoja Caja Duero.

“Corren tiempos oscuros”, me dice al fin el cura, que a los 22 años dejó a su novia para meterse a monje. “Sin embargo, yo siempre he tenido muy claros mis principios, asentados como carisma y vocación. La Iglesia no necesita hombres como yo, los necesita mejores, porque perder la virtud sería el fin. Mi concepto de mi mismo ha sido siempre bastante pobre, pero también es verdad que he tratado de vivir a tope con todo el corazón y todo el alma, de día y de noche, para servir a la Iglesia y a los hombres, poniendo por encima de todo el amor, la verdad, la justicia, la unión con Dios y con Cristo, y la entrega a los demás con el objetivo de vencer el mal. Y he hecho lo que he podido. Me he inclinado por el arte, la espiritualidad, por lo bello y lo noble, y así vivo ahora”. Tan lejos de la Vera que huele a jara y tomillo, la que abriga la sierra de Tormantos, y que ya nunca más volverá a mecerse con el sonoro silencio de la paz de los jerónimos.

No voy a ocultar que esta noticia me ha entristecido bastante, ya que me parece un atropello por parte de Patrimonio hacia la Orden de los Jerónimos y la cual ahora no quiere devolver a Yuste el fondo bibliográfico… En fin, tenemos lo que nos merecemos

De fondo mientras se lee esta noticia puede sonar “Circundederunt me gemitus mortis”

Fuente: ElConfidencial.com

Ahora que nos vamos acercándo a la fecha de Pentecostés, que es este próximo domingo, cabe mencionar un canto llano que se salvó del Concilio de Trento y es el Veni Creator Spiritus.

Veni Creator Spiritus es, dentro del marco de la religión católica, un texto que invoca la presencia del Espíritu Santo. Fue escrito y es rezado o cantado en latín. Se utiliza en la liturgia católica. Se suele cantar al comienzo de solemnes actos.

Ha sido musicado para el canto gregoriano. Es una melodía monofónica a capella, o sea, sin acompañamiento instrumental. Lo canta un coro de voces masculinas al unísono. En cuanto a su forma musical, es estrófica, se repite en cada estrofa la misma música con diferente letra. Algunos compositores lo han utilizado. La versión más famosa se encuentra en la 8ª Sinfonía de Gustav Mahler, que lo utiliza en la primera parte. Su melodía se mueve por grados conjuntos.

Esta es su letra:

Veni Creator Spiritus,
Mentes tuorum visita,
Imple superna gratia,
Quae tu creasti, pectora.
Qui diceris Paraclitus,
Altissimi donum Dei,
Fons vivus, ignis, caritas,
Et spiritalis unctio.
Tu septiformis munere,
Digitus Paternae dexterae,
Tu rite promissum Patris,
Sermone ditans guttura.
Accende lumen sensibus,
Infunde amorem cordibus,
Infirma nostri corporis,
Virtute firmans perpeti.
Hostem repellas longius,
Pacemque dones protinus;
Ductore sic te praevio,
Vitemus omne noxium.
Per te sciamus da Patrem
Noscamus atque Filium;
Teque utriusque Spiritum
Credamus omni tempore.
Deo Patri sit gloria,
Et Filio, qui a mortuis
Surrexit, ac Paraclito
In saeculorum saecula.
Amen.

En uno de los sitios en donde aparece este canto es en la ya mencionada serie televisiva de Los Pilares de la Tierra, adaptación de la novela del mismo nombre de Ken Follett:

Abrazos y carantoñas

Ya estamos en tiempo de Navidad, de villancicos y de canciones de temáticas sacras por excelencia. Era mi intención haber llevado en estas fechas una publicación un poco más activa de villancicos y obras de temática sacra/navideñas pero el trabajo no lo ha permitido, así que sirva este post a fecha de 30 de Diciembre para recoger el momento en el que nos encontramos.

A estas alturas, el niño Jesús ha nacido, y la adoración de los reyes está al venir en pocos días, y “Los Reyes siguen la Estrella”

Y aquí la partitura de la obra:

http://issuu.com/pedrogabriel3/docs/partituras?mode=window&backgroundColor=%23222222

 

Abrazos y carantoñas

 

Es innegable que el fenómeno literário de la trilogía escrita por E.L. James (Erika Leonard para los curiosos/as), está resultando un boom a nivel mundial y que son millones de lectores y lectoras quienes leen sobre el tan famoso “Christian Gray” y sus periplos, así como sus gustos.

En el capítulo 25 del primer libro de la trilogía “Cincuenta sombras de Grey” podemos leer el siguiente fragmento:

De pronto, el suave silbido del iPod cobra vida. Desde dentro de mi cabeza, una sola voz angelical canta sin acompañamiento una nota larga y dulce, a la que se une de inmediato otra voz y luego más – madre mía, un coro celestial -, cantando a capela un himnario antiquísimo. ¿Cómo se llama esto? Jamás he oído nada semejante…

Así es como la protagonista de este libro describe la música que escucha cuando empieza a escuchar la música del iPod. Continúa un par de páginas más adelante:

– ¿Qué música era esa?
– Es el motete a cuarenta voces de Thomas Tallis, titulado Spem in alium

En concreto y en el libro hace referencia al motete Spem in alim escrito por Thomas Tallis e interpretado por los Tallis Scholars, bajo la dirección de Peter Phillips.

Ahora incluso se ha editado un disco sobre la banda sonora de la trilogía literaria y en donde la sexta obra es la ya mencionada Spem in alim y la cual se ha convertido en número uno de ventas (y descargas) en el Reino Unido.

Aún recuerdo la sensación que tuve, hará no menos de cinco años, cuando escuché por primera vez este motete, y ciertamente tengo que decir que hoy en día me sigue gustándo tanto o igual como la primera vez que lo escuché.

Para mi, que me considero un ferviente admirador y difusor de la música antigua, el que ya sea a través del tirón ocasional debido a las ventas de un libro, o de la forma que fuese, se consiga hacer llegar la música del renacimiento a cuantas más personas es todo un logro!!

Disfrutemos, con una pedazo de obra que fue compuesto en torno a 1570 para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la reina Isabel I de Inglaterra. Dispone el espacio de ocho coros a cinco voces (de ahí lo de la obra a cuarenta voces) y alcanza su máximo punto de expresión justamente en el compás número cuarenta. Lo realmente cierto es que Tallis utiliza elementos espaciales, organizando las voces en ocho coros de a cinco, de tal manera que la música se canta a través de los distintos subcoros. La pieza se abre con una voz solista a la que pronto se le añaden voces superpuestas provocando que el ambiente adquiera una gran riqueza y sonoridad. Las primeras voces se apartan gradualmente de la textura de tal forma que el coro en su totalidad no vuelve a cantar hasta el compás cuarenta, en una clara referencia al número de voces de la obra. Seguidamente, la línea sonora transcurre en sentido opuesto, esto es, del octavo coro al primero. Spem in alium es una verdadera proeza musical dada la compleja interacción de las voces independientes en el desarrollo de la obra. Desde el compás ochenta, parejas o grupos de coros preguntan y se responden en un fragmento de verdadera emoción compositiva, variando la música constantemente. Una pausa dramática precede a la sección final, concluyendo la pieza con el coro al completo.

Abrazos y carantoñas…

 

Fuente: Wikipedia
Leiter’s Blues

Muchos son los que me habéis preguntado o bien por Twitter o por Facebook por la canción del último anuncio del smartphone de Sony, el Sony Xperia T y en relación a ello va el post de esta semana:

Para empezar y dejarlo desvelado, el grupo se llama Crystal Fighters y la canción en concreto del anuncio es Follow.

Esta banda, Crystal Fighters, es una banda inglesa / española de música Indie formada en 2007. Su álbum debut Star of Love fue publicado en 4 de octubre 2010 yestá formado por Sebastián (líder vocalista y guitarra), Gilbert (sintetizadores, guitarras, txalaparta, percusión) y Graham (guitarra y txalaparta), junto con Laure y Mimi (voces).

Sebastián y Gilbert eran viejos amigos, mientras que Gilbert y Graham se conocieron en diferentes fiestas. Entonces los tres comenzaron a crear bajo la influencia de diferentes estilos musicales antes de conocer a Laure y Mimi.Además, en sus conciertos cuentan con la colaboración de un batería.

El nombre del grupo tiene detrás una historia muy peculiar, y es que Crystal Fighters viene de una opera inacabada compuesta por el abuelo de Laure durante sus últimos y dementes meses de vida. Laure encontró por casualidad el manuscrito mientras limpiaba la solitaria casa del anciano en mitad del campo del País Vasco. Pronto se obsesionó con los intrigantes garabatos de su interior, y decidió compartirlo con el resto. Cautivada por los presumiblemente proféticos manifiestos, la banda tomó el nombre de la obra en un intento de mantener vivo el espíritu salvaje y trastornado del abuelo.

Sobre el álbum ‘Star of Love’ cabe decir que es el nombre del primer álbum de Crystal Fighters. Fue lanzado con gran éxito de crítica en el Reino Unido.

La BBC los calificó de “acertado primer disparo, esporádicamente emocionante” mientras Artrocker dijo de ellos que son “una fuente de raro talento que no deberías perderte”. Mojo Magazine los puntuó con un 4 sobre 5, puntualizando que tienen “una emocionante atmósfera de caranaval… única y altamente adictiva”. The Fly dijo que “un disco con tanta energía y tan deliciosamente sucio como sus ya reconocidos directos”.

La colección de canciones ahonda en los temas de la obra del abuelo de Laure. Temas que incluyen los insondables misterios del universo, el turbulento viaje de estar en paz con la muerte, el triunfo del amor y la omnipotencia del sol.8 “Star Of Love” (Estrella de Amor) es realmente un acrónimo de SOL. Cada canción cuenta una historia, en el fondo y en la forma, y cada historia tiene sus conexiones crípticas con el oscuro y atormentado mundo de la ópera.

Y en su sencillo Follow, la canción pasa de una corriente incesante de conciencia sacada de un gran canto melódico medieval (‘Swallow’), a una incendiaria y rapera explosión flamenca (‘Follow’)

Sin duda alguna, son una gran banda de música indie que son capaces de hacer una música muy dinámica y fresca capaces de hacerte disfrutar una y otra vez con sus sonidos.

Abrazos y carantoñas

Fuente: Wikipedia                 Youtube

Nunca fue pena mayor,
ni tormento tan extraño,
que iguale con el dolor,
que recibo del engaño.

Con estos versos del primer Duque de Alba, don García Álvarez de Toledo,escritos por el año 1470 comenzaba un poema al que un músico de su capilla y llegado de Brujas y llamado Juan de Urrede, puso música convirtiéndolo en una de las piezas hispanas más célebres de su tiempo. Se trataba del villancico “Nunca fue pena mayor” recogido en el Cancionero de la Colombina, cancionero recopilado sobre 1490 y llamado así porque fue adquirido y conservado en torno a principios del siglo XVI por el segundo hijo de Cristobal Colón, Fernando Colón.

Hoy vamos a tratar en este humilde y pequeño blog una entrada a esta obra que tan importante y tanto valor adquirió en su tiempo.

Decíamos con anterioridad que esta obra se conserva en el Cancionero de la Colombina, pero no solo en este cancionero sevillano se conserva, también la encontramos en el Cancionero musical de Palacio, donde por cierto ocupa un lugar de honor, ya que es la obra con la que se abre el cancionero, es la primera de las más de 400 composiciones que alberga. Esta canción está así mismo representada en diversos cancioneros italianos y franceses. Su inclusión en todos estos cancioneros de palacios del renacimiento nos da una idea de la fama que pronto adquirió, pero es que la obra además sirvió como base para la composición de glosas instrumentales y también de almenos de dos misas, como la compuesta por uno de los más importantes maestros del siglo XV, Francisco de Peñalosa.

Creo que hay muchos dolores, muchos pesares, muchas situaciones, pero cuando se es víctima del más vil de los engaños, tan solo se puede decir que “nunca fue pena mayor”

En esta ocasión, la interpretación de la pieza corre a cargo de Hilliard Ensemble:

Abrazos y carantoñas…

Ahora que Isabel, la Católica, está en áuge con la serie de TVE, y tras reescuchar el disco de Jordi Savall de Romances y Villancicos de Juan del Enzina he recordado de la “tragedia trovada” por la muerte del hijo de ésta, el príncipe Juan.

Esta “Tragedia Trovada” está recogida en el “Cancionero de Palacio“, al igual que la obra que lo hizo célebre, Triste España sin Ventura, obra coral, a cuatro voces que recoge el lamento por la muerte del príncipe Juan, en quien tantas esperanzas habían puesto el pueblo y sus padres, los Reyes Católicos.

Veamos en primer lugar la Tragedia Trovada y posteriormente la obra coral Triste España sin Ventura, ambas obras, dedicadas a la ya mencionada muerte del principe Juan.

A la dolorosa muerte del Príncipe Don Juan de gloriosa memoria, hijo delos muy Católicos Reyes de D’España Don Fernando el quinto y Doña Isabella tercera deste nombre.

Tragedia trobada por Juan de la Encina

Despierta, despierta tus fuerzas, Pegaso, tú, que llevabas a Belerofonte, llévame a ver aquel alto monte, muéstrame el agua mejor de Parnaso,do cobre el haliento de Homero y de Nasoy el flato de Maro y estilo de Aneo,y pueda alcanzar favor sofocleocontando en España muy mísero caso.
En este trabajo Melpómene entiende, tú, que en tragedias siempre entendiste; esfuerça mi fuerça con lloro muy triste, de todo plazer mi pluma defiende. Si quieres que escriba, desciende, desciende.
Con una centella de tu mucha lumbre tú puedes, si quieres, subirme en la cumbre; pequeña centella muy gran fuego enciende.

 Estando Castilla en gran perdición, sembrada de robos por nuestros pecados, los pueblos perdidos y muy trabajados, los unos con otros en gran turbación, diónos Dios reyes de tal perfección que fueron remedio de mal tan entero, dióles Dios hijo varón heredero, juntando a Castilla, Sicilia, Aragón.

¡Oh, cuántos plazeres España sintióen todos lugares haciendo alegrías, fiestas las noches y fiestas los días, cuando el gran Príncipe ya nos nació! Pariólo nobleza, bondad lo engendró, de todas virtudes tomó la criança; él era de España la flor y esperança, de niño cresciendo su fama creció.

Mostró en su niñez tal índole y muestra, que Lépido Emilio ni Marco Catónno dieron a Roma tan gran coraçón, ni fue su esperança mayor que la nuestra.

Natura Divina, del mundo maestra, tú muestras tus fuerças que son infinitas, tú hazes, deshazes, tú pones y quitas ¡qué grandes labores que labra tu diestra!

De allá, desde el cielo la tierra dotastede Príncipe tal que nunca fue; tan bueno, tan justo, tan lleno de fe, que bien pareció que en él te esmeraste. Como para ti así lo criastede mucha virtud, de mucha bondad,llegando ya al medio de su pubertad, mujer muy perfeta su par le enviaste.

La perla preciosa por mar nos traxeron, la gran Margarita, la flor de Alemaña juntónosla Dios con la flor de España, que nunca en el mundo tales dos sevieron. Las gracias perfetas con ella nacieron, bondad y virtud, criança y nobleza, la pompa y estado, la gala y belleza y tal se la dimos si tal nos la dieron.

Muy bien Alemaña y España trocaron; de España les dimos a la Archiduquesa y ellos nos dieron preciosa Princesa, los unos los otros contentos quedaron. Y todos en uno muy bien se hermanaron; nunca se vio un troque tamaño, do no recibieron ningunos engaño, ningunos perdieron y todos ganaron.

¿Quién dirá el gozo que España mostró sintiendo gran gloria destos casamientos, las fiestas, los trajes, los recebimientos, después que en España la Princesa entró? De Burgos la noble, después que casó a Salamanca en fin se vinieron. Contar de las fiestas que allí les hizieron no fue sino sueño que en sueño pasó.

Mostró Salamanca tal gozo en llegandolos Príncipes ambos, tan bien recebidos, que todos andaban en gozo encendidos los unos corriendo, los otros saltando, saltando, bailando, bailando, dançando, bordados y letras, romances, canciones, toros y cañas, cien mil invenciones, los unos tañendo, los otros cantando.
El Príncipe nuestro precioso, ecelente, ya reposado en su gran ciudad, al día tercero sintió enfermedad mostrándola poco no poco doliente. Luego se vio muy triste la gente, aunque pensaban su mal ser liviano, creció la dolencia pensando ser sano, hasta que vino la muerte presente.
No cierto por falta de más que oraciones,que nunca cesaba muy gran multitud a Dios mil promesas pidiendo salud, a santos y santas andando estaciones; plegarias y misas y mil procesiones, mas no quiso Dios por nuestros pecados oír nuestros ruegos no poco aquexados, que vino la muerte sin más dilaciones.
¡Oh, muerte cruel, dolor miserable no tienes vergüença ni tienes temor! ¿Por qué nos veniste llevar tal señor tan presto, tan moço de fama loable? ¡Oh, caso terrible, fortuna mudable,que nunca sosiegas con pasos dudosos,muy más envidiosa con los poderosos,en tal desventura no sé cómo hable!
Con mucho dolor mostrad sentimiento, sátiros, faunos, ninfas y musas, que aquí no tenéis de poner escusasa tantos viniendo tan gran perdimiento; en muerte tan grande yo triste no siento quién hay que no sienta muy gran perdición; razón haze fuerza y fuerza razóna todas las cosas sentir gran tormento.
Las gentes, las aves, retilias y fieras, los valles, collados, las silvas, los montes, las islas, los mares, los ríos, las fontes, las sirtes, los golfos, las playas riberas, los cuatro elementos, las zonas y esperas, imperios y reinos, provincias, regiones, sintieron aquesta pasión de pasiones, las partes en partes y todas enteras.
Los cielos, la tierra y el mar y el profundo y todos los sinos y más los planetas y constelaciones, estrellas, cometas y el otro emisperio el polo segundo lloraban tal caso venido en el mundo los cielos lloraban de gozo con él, la tierra y el mar de verse sin él, de envidia Plutón y en esto me fundo. Que yo cierto creo y aun claro parece, según fue su vida, según que murió que no tardó mucho que al cielo subió y allá reina agora según que merece; aquél es buen reino que nunca fenece, aquél es buen reino que nunca se acaba, aquél es buen reino que a Dios siempre alaba, aquél es buen reino que nunca entristece.
Allí no hay pesares, allí no hay tristezas allí no hay peligros, allí no hay temores, allí no hay dolencias, allí no hay dolores, allí no hay miserias, allí no hay pobrezas allí los tesoros, allí las riquezas, allí los triunfos, allí las vitorias, allí grandes gozos, allí grandes glorias, allí los primores, allí las lindezas. Acá en este mundo cien mil desventuras, cuidados, fatigas, trabajos y daños, robos y muertes, maldades, engaños, passiones, tormentos, pesares, tristuras; plazeres amargos, amargas dulçuras, descontentamientos y desesperanças, falsas firmezas de varias mudanças, deleites que cuestan cien mil amarguras.
Perdió todo el mundo, perdiendo su vida, plazer y reposo, descanso y consuelo; perdióse en la tierra, cobráse en el cielo, su vida cobrada, la nuestra perdida. Perdido es el gozo, tristura es venida,
tristura nos manda que todos lloremos; lloremos, lloremos, que todos perdemos y cada cual pierde según su medida.
Sus padres perdieron un hijo acabado, la flor de sus bienes, la luz de sus ojos, cobraron tristuras, pesares, enojos, labor muy subida perdió su dechado. ¡Divina bondad, poder muy sobrado, pues ya que tan presto llevarlo quesiste, el tiempo que a él de menos le diste, dalo a sus padres muy acrecentado!
La triste Princesa, muy más que muger, amada y querida de su tan querida, perdió su bien todo, perdió gran marido, perdió, que eran ambos un alma y querer, perdió más que nadie pudiera perder. Murieron las glorias, nacieron cuidados, gran pérdida vino por todos estados, perdió todo el mundo gran gozo y plazer.
Por él eran todos sin falta regidos, ninguno dél iba jamás descontento, a cada cual daba su merecimiento, con él eran todos por regla medidos los buenos honrados, los malos punidos, y todos hallaban en él buen señor, los pobres socorro, los ricos amor, los suyos quedaron del todo perdidos.
Los suyos perdieron su bien y esperança, sus vidas, sus glorias, sus grandes favores, perdieron consuelos, cobraron dolores, cobraron trabajo, perdieron holgança, perdieron firmeza, cobraron mudança, cobraron pesar, perdieron plazer, perdieron cobrar, cobraron perder, perdióse del todo su gran confiança.
También con los suyos yo triste perdù la vida, quedando por siempre en tristura, perdù mi esperança, perdí mi ventura, perdí, que quería servirse de mí; el bien desseado por poco lo vi, que siempre esperaba de suyo llamarme, y agora que quiso por suyo tomarme, la buena fortuna lançóme de sí.
Pues Dios assí quiso que assí yo perdiesse tan larga esperança en tan breve suma, aquí daré fin por siempre a mi pluma, pues mi dicha quiso que más no escriviesse; también es razón que ya no viviesse con otro señor perdiéndole tal, salvo si fuesse al Príncipe igual; igual en el mundo no creo que hoviesse.
La gran flor de España llevó Dios en flor, en flor floreciente da mucha virtud; su gran magestad, Real Celtitud, nos dexa en España muy mucho dolor. De aqueste dechado saquemos lavor, que en su mocedad murió de tal suerte, enxemplo nos dexa de vida y de muerte, que muy bien viviendo, murió muy mejor.
Abrazos y carantoñas…